Ficha Leishmaniosis

lesiones leishmaniosisLa leishmaniosis es una enfermedad parasitaria grave, transmitida por la picadura de un mosquito flebotomo, que afecta principalmente al perro y que puede afectar al ser humano (zoonosis).

Excepcionalmente los gatos pueden sufrir la enfermedad y numerosas especies son reservorios de la misma.
Es una enfermedad muy frecuente en toda España.

Síntomas

Los síntomas son muy inespecíficos.

  • Heridas en la piel.
  • Depilaciones (perdida de pelo), sobre todo en la cara, alrededor de la trufa, los ojos y las orejas.
  • Aparición de “caspa” y descamaciones en la piel.
  • Sangrado nasal
  • Excesivo crecimiento de las uñas y aparición de grietas en trufa y almohadillas..
  • Conjuntivitis.
  • Cojeras.
  • Aumento de tamaño de los ganglios linfáticos, sobre todo los popliteos (detrás de la rodilla).
  • Perdida de peso.
  • Síntomas renales y hepáticos (los mas graves).

Diagnóstico

El diagnóstico precoz es fundamental

Es muy importante detectar la enfermedad, en su inicio, antes que lesione los órganos (sobre todo riñón).
El diagnóstico se realiza mediante una sencilla prueba sanguínea.
En España es muy común la enfermedad y es importante acudir al veterinario, al menor síntoma sospechoso. Con los síntomas y la exploración, el veterinario decidirá si es necesario sacar un poco de sangre, para realizar la prueba.

Tratamiento

La leishmaniosis tiene tratamiento

Detectada a tiempo, la leishmaniosis puede ser tratada y controladay permite a los perros llevar una vida sana y normal.
Las revisiones periódicas, permiten detectar cualquier posible recaída, antes que suceda.
El tratamiento que ha demostrado ser más eficaz, consiste en inyecciones subcutáneas de “Glucantime” durante 30 días y alopurinol, que se mantiene indefinidamente.
Existen también otros fármacos eficaces (en caso de no poder aplicar el anterior). Los más habituales son la miltefosina y la domperidona.

Prevención

Evitar la picadura, estimular el sistema inmune y realizar el control anual.

Evitar la picadura mediante el uso de collares y pipetas durante los meses de actividad del mosquito (abril-octubre).
Estimular la inmunidad celular específicamente contra la leishmania con la vacunación.
Realizar un control anual para detectar la enfermedad de forma precoz.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies